Oprah Winfrey y su historia de progreso personal

Definitivamente, Oprah Winfrey y su historia de progreso personal me inspiran. De niña sufrió dolor, abuso y pobreza, convirtiéndose de adulta en empresaria millonaria, productora y una referente para niños y grandes.

¿Por qué hablar de Oprah Winfrey y su historia de progreso personal?

Oprah fue una persona que me cautivó desde el día que leí sobre su vida. Creo que todos deberíamos tener, al menos, una persona como referente. La mía es ella.

Ha sido una mujer que pudo superarse en lo personal y en lo profesional, lo que me ha dejado impactada. Por la época en que nació, porque infelizmente ser afroamericana, no era la mejor “condición” en aquel momento, por todo el dolor que pasó en su seno familiar desde niña…  También lo digo, porque generalmente, la gente (y me incluyo), tendemos a bajar los brazos y rendirnos sin darlo todo en la batalla. A veces, solemos preferir mirar a un costado sin dar pelea hasta el final. Y es verdad que cada uno es dueño de hacer lo que quiere, pero conocer la historia de esta mujer te va a producir lo mismo que a mí… Ganas de seguir batallando por tus sueños…

La historia de Oprah

Comencemos por su infancia. Nació el 29 de enero de 1954 en una localidad de Milwaukee, Wisconsin. Criada por su abuela y por su madre soltera. De niña y adolescente sufrió abusos sexuales por sus primos y algunos amigos de su familia, lo que la llevó a escaparse de su casa. Fue a vivir con su padre, que la apuntaló nuevamente en la educación y le exigió mucho respecto a lectura.

De adolescente, empezó a distinguirse en la escuela y, por su situación económica, comenzó a trabajar en una radio local, donde se le despertó el interés por los medios de comunicación.

De aquí en adelante, puedo enumerar muchos destaques de Oprah Winfrey y su historia de progreso personal y profesional, pero voy a nombrar los más importante:

  • A los 19 años fue la primera afroamericana en aparecer en un noticiero en Nashville.
  • A los 22 años fue la presentadora del programa de TV People are talking. Tuvo tanto éxito que duró 8 años.
  • A los 30 años, tuvo su propio programa de TV, donde en 1985 le cambiaron el nombre a The Oprah Winfrey Show, por ser el primero en audiencias en ese entonces. Este programa le dio más de 40 premios Emmy.
  • En 1986, decidió abrir su propia productora Harpo Productions (¿notaron que es su nombre al revés?). Con la película “El color Púrpura”, es nominada al Óscar.
  • La revista Forbes durante los años 2005, 2007, 2008, 2010 y 2013, la consideró entre 100 mujeres, la número 14 más poderosa del mundo.
  • La revista Business Week la nombró la más influyente filántropa de origen negro en los EUA.

4 frases inspiradoras de Oprah Winfre

He seleccionado las cuatro frases que considero más inspiradoras de Oprah Winfrey y su historia de progreso personal:

Oprah Winfrey y su historia de progreso personal
Oprah Winfrey
  1. “El descubrimiento más grande de todos los tiempos es que una persona puede cambiar su futuro con sólo cambiar su actitud”.
  2. “Intenta eso que no puedes hacer. Fracasa. Vuelve a intentarlo. Mejora la segunda vez. Las únicas personas que nunca tropiezan son aquellas que no se atreven a más”.
  3. “Agradece lo que tienes y terminarás teniendo más. Si siempre te concentras en lo que te falta, nunca tendrás lo suficiente”.
  4. “Sigue tus instintos. Ahí es donde la verdadera sabiduría se manifiesta”.

Estas frases, especialmente la primera, que habla de la actitud, me ha marcado sustancialmente. Como ya lo dicen los libros de metafísica, no tienes que creerlo, es mejor que lo pongas en práctica para que puedas vivir tu propia experiencia. Cambia tu actitud y cambiará todo en tu entorno. Si eres una persona negativa, no esperes lo positivo. Si no trabajas por tus sueños, no esperes que se cumplan mágicamente. No existe la casualidad, existe la causalidad. Todo lo que hacemos tiene su consecuencia (buena o mala). No hacer nada es una decisión, pero mejor que eso… ¿Por qué no trabajar por nuestros sueños?

¡La última frase es tan cierta! Somo personas que vamos por la vida haciendo lo que “debemos” o lo que el resto espera que hagamos, y… ¡Nos olvidamos de nuestro instinto! Si quieres algo, si de verdad lo sientes, si lo deseas con toda el alma… ¿Dime por qué no?

¡Anímate a soñar despierto!

Referencias:

1- Historia y Biografía 

2- Oprah’s path to power

También te aconsejo leer este artículo ENFRENTARSE A LOS MIEDOS – ANÍMATE.

Enfrentarse a los miedos – Anímate

Enfrentarse a los miedos parece más una frase hecha que algo que hacemos habitualmente. Como dije en la presentación de este blog, es un camino de altos y bajo, especialmente en lo sentimental. ¿Tienes un proyecto? ¿Tienes un sueño? Puede ser la mejor idea que se te haya atravesado en toda tu vida, pero a veces la cabeza nos juega una mala pasada.

Para enfrentarse a los miedos hay que entender sus consecuencias

¿Quién no sintió miedo? Por definición, el miedo es una sensación desagradable provocada por un peligro real o imaginario.

Existen varias respuestas al miedo dependiendo de la persona. Una es no mostrarse vulnerable (protegerse), ser complaciente (para pertenecer, por soledad), y el controlador nato (poder). En mi caso, las tuve todas. Tú, ¿te identificas con alguna?

Yo creo que una de las consecuencias del miedo es dejarte escaso de acción. Es paralizante por momentos. Por otra parte, cambiar, salir de la zona de confort, también provoca miedo. Si dejas que te gane, se convierte en un círculo vicioso.

Te cuento que uno de mis proyectos era viajar por el mundo. En un principio tuve muchas dudas porque me parecía muy osado. Mi primer miedo, apareció disfrazado de duda. Y si te digo que hoy llevo 9 años haciéndolo, ¿me lo creerías?  Enfrentarse a los miedos no es fácil. La cabeza puede ponerte miles de trabas. Te hace dudar de tus capacidades, de tus virtudes y hasta pone en jaque tus sueños.

Te miento si te digo que hoy no los tengo. Sería bastante hipócrita hacerlo. La diferencia es que ahora tengo herramientas para manejarlos. De hecho, en breve emprenderé otro viaje, pero en mis planes a corto plazo no estaba planificado hacerlo como lo haré. Y nuevamente apareció esa vocecita que me dejó en jaque. Esta vez usé una herramienta diferente que hasta hace pocos meses ni si quiera la tomaba como opción. Es que la vida se trata de eso… Aprender y volver aprender. Enfrentarse a los miedos también es un proceso de aprendizaje. Pero por, sobre todo, es tener el coraje de saber que hay detrás de los miedos.

Parte de mi historia enfrentando los miedos

Desde pequeña sentí placer por viajar. A partir de mis dieciocho años todo el dinero que ahorraba, se destinaba a viajes. Un mes aquí, quince días allá y de vuelta a casa. Pero un día pensé en no volver más. Fue en ese instante que mi vida comenzó a enfrentarse a los miedos. Cómo lo iba hacer, dónde, cuándo y un millón de preguntas más. Los interrogantes me abrumaban constantemente, así que lo mejor fue dejar ese sueño de lado. Todo el tiempo reaparecía la idea, pero el miedo era tal, que ni siquiera podía trazar un plan de acción. Pasaron muchos años hasta que pude sentarme a analizarlo seriamente. Llevaba una vida que no me gustaba, no estaba cómoda con lo que hacía y la idea de viajar sin pasaje de retorno estaba más presente que nunca…

Cuando paré para pensar en mi sueño, lo que más me impresionó, fue cuántos años habían pasado desde que lo había pensado por primera vez. Reconozco que aún, a veces, me asombro de cómo estaba paralizada. Y no es que, de un día para el otro, compré un pasaje y nunca más volví. Busqué ayuda terapéutica, porque estaba decidida a cambiar mi vida totalmente estructurada por una vida nómada, luego, ya con la cabeza más ordenada, pude trazar un plan.

Gracias a hacerle frente a mis miedos hoy estoy escribiendo desde Rio de Janeiro, Brasil. Se podría decir que es mi segunda casa. Recomiendo conocerlo, porque de verdad, la cultura carioca es difícil de explicar con palabras. Lo que pasa en esta ciudad no pasa en otros lugares. Es como si la ciudad hubiese invadido el bosque. ¡Lo tiene todo! Playas, montañas, cascadas, cultura de calle, mucha noche, área metropolitana, etc.

Vista desde Arpoador, Rio de Janeiro, Brasil. Enfrentarse a los miedos.
Vista desde Arpoador, Rio de Janeiro, Brasil

3 consejos para enfrentarse a los miedos

  1. Haz dos columnas, en una escribe tus sueños y en la otra tus miedos, pero los reales. Por ejemplo, yo quería viajar, pero no lo hacía porque no tenía suficiente dinero, pero la verdad era que tenía miedo a fracasar. Generalmente, escondemos atrás de nuestras excusas lo que de verdad nos traba. En este instante es donde tenemos que aceptar que todo eso que escribimos es parte de nosotros.
  2. Colócate metas relativamente pequeñas, fáciles, hasta ir agarrando confianza. Puede que necesites ayuda. En mi caso fue terapéutica.
  3. En otra hoja, escribe los avances que vas logrando. Siempre es bueno volver a leer y ver que hemos progresado. Y lo importante es que no pares. No importa si te lleva mucho tiempo (la palabra mucho es muy subjetiva), cada uno tiene su proceso. Empezar y no parar, ya es muchísimo.

Si yo no hubiera resuelto mis dudas en aquel tiempo, hoy, no te podría decir que hacer el cambio de vida que hice, fue la mejor elección. La única manera de lograr mi sueño fue amigarme con mis miedos, enfrentarlos y animarme a cambiar. Que tuve momentos malos, ¡claro!, pero tuve muchísimos más que fueron espectaculares. Y hoy voy por más.

¿Tienes un sueño?… ¿Cuánto tiempo más esperaras para cumplirlo?… ¡Anímate a soñar despierto!

 

Fases gamopédicas del tiempo

Fases gamopédicas del tiempo son etapas para ayudarte a aumentar tu creatividad en tu negocio. Todos tenemos un sueño, una pasión… Y que sería mejor si además pudiésemos trabajar de eso. Si eres emprendedor novato, esta es la información que necesitas.

Información básica de las fases gamopédicas del tiempo

Primero, hablaremos de la definición de las fases gamopédicas del tiempo.  Son 3 etapas en la que enfocamos nuestra creatividad para hacer crecer una idea central de un negocio y por la cuál haremos aumentar la rentabilidad.

Etapas:

  • Primera Fase:

-Poner en valor una idea.

Todo negocio tiene un enfoque, por el cuál transmiten su idea principal. Toma esa idea para trabajar y analiza cuales son los puntos de mayor valor dentro del mercado actual y por los cuales tú crees que tomara fuerza tu negocio.

  • Segunda Fase:

-Evaluar si la idea está en fase de maduración.

-Posible fallo de concepto.

Esta etapa de las fases gamopédicas del tiempo es muy importante. Aquí evaluaremos el proceso madurativo de nuestro negocio. Es muy probable que, al ser nuevos, tengas fallas de conceptos. Aquí, tómate el tiempo de evaluar lo negativo de la idea. Estudia si la competencia (de pequeñas empresas como tú) comenten los mismos errores. Porque no solo tendrás que buscar la soluciones para mejorar lo negativo, sino que, además, debes ser más creativo que tus concurrentes. Si eres igual de eficiente que ellos, te salvará ser más ingenioso.

  • Tercera Fase:

-Puesta en producción de las ideas llevadas al concepto de la gamopedia.

Ahora ya tienes todo un análisis. Has podido evaluar lo que te hace ganar fuerza, las fallas de concepto y además como lo hace tu competencia. Mi consejo, en la medida de lo posible, junta clientes que ya hayan pasado por tu negocio y convidarlos hacer una nueva experiencia con tu empresa. Luego arma un cuestionario para que respondan sobre la experiencia anterior respecto a la nueva. No olvides incluir la idea principal para observar si las nuevas soluciones puestas en marcha han hecho una diferencia. De esta manera, evaluaras futura rentabilidad.

Fases gamopédicas del tiempo. Importancia

¿Por qué usar el método de fases gamopédicas del tiempo?

Es muy fácil cometer errores cuando somos emprendedores novatos. Una idea nos entusiasma y, generalmente, nos lanzamos al mercado con la expectativa de comernos el mundo. Eso va a suceder si trabajamos duro, pero la verdad, es que, al comienzo, posiblemente, tropecemos mucho. Poner en práctica el método de fases gamopédicas del tiempo, le permite al emprendedor novato que está un poco perdido, reordenar, reenfocar y volver gestionar una idea, para encaminar nuevamente eso que lo hizo soñar comerse el mundo.

¿Cómo surgió este método?

Surgió de un emprendedor como vos o como yo.  Un griego que inmigró con su esposa para Argentina en los momentos complicados de Europa. La situación económica se dificultaba y entre los dos decidieron unir sus profesiones y emprender su propio negocio. Al momento de lanzarse lo hicieron sin muchos conocimientos. Estaban en una cultura diferente, sin un entorno que los ayudase y era la primera vez que iban a trabajar de manera independiente. Los primeros pasos fueron intrincados. Viendo que la situación económica no mejoraba, si no que tendía a empeorar, decidieron darse un espacio de análisis. De ahí surgió el nombre, en griego “gamo” significa matrimonio y “pedic” es el rabo que une al tallo con las hojas y los fruto. Entonces decidieron llamarlo gamopédico como una manera simbólica de expresar la unión de su matrimonio para hacer avanzar un proyecto. De ese análisis enumeraron:

  1. Ventajas y desventajas de su servicio.
  2. Análisis de mercadeo.
  3. Estudio de las ventajas y desventaja de la concurrencia de los barrios cercanos.
  4. Posibles soluciones.
  5. Plan para la puesta en marcha.

Y de esta lista que parece tan simple, fue que crearon las fases. Y a esto le agregaron la palabra tiempo, quedando como nombre final, fases gamopédicas del tiempo. El motivo fue simple, ellos consideraron que la inversión de tiempo adecuado antes de lanzarse al mercado era una parte fundamental para no cometer grandes fallos. Como el resultado fue positivo y la rentabilidad mejoraba, decidieron abrir lo que en la actualidad llamamos de consultoría para inmigrantes que estaban empezando a crear su propio negocio en Argentina. Esta idea, hizo que muchos de los nuevos emprendedores no cometieran los mismos errores que en un comienzo, hicieron de esta pareja inmigrante un camino un poco más apedreado.

Pequeña sugerencia para usar las fases gamopédicas del tiempo

La importancia del tiempo en las fases

Tómate en serio el tiempo que inviertes antes de lanzarte al mercado. Yo también, al igual que la pareja griega, lo hice antes de lo que debería haberlo hecho. En mi caso, la necesidad de generar dinero me estaba abrumando y decidí que necesitaba “para ayer” empezar con mi proyecto. La ansiedad y el miedo me ganaron y tuve que parar para analizar que estaba haciendo mal. El tiempo que llevó fue casi el triple de lo que esperaba. Aprendí mucho (y créeme que mucho es mucho). Pero sí es verdad, que, si hubiera prestado atención al tiempo y a hacer todos los pasos de las fases gamopédicas del tiempo antes de lanzarme, me hubiera ahorrado muchos disgustos.